Llegar

Solo quiero llegar a casa, tirarme en la cama, acariciarme las sienes y llorar hasta mañana por el hermoso día desperdiciado trabajando.

Operación

Una operación es un acto de mucha violencia: primero te anestesian para que no sientas nada y así poder clavarte un bisturí  para abrir alguna zona de tu cuerpo, manosearla y cuando te despertas algo en vos fue modificado.

Negro

El negro argentino no tiene la alegría del caribeño.
Tiene la tristeza de la llanura atlántica.

4x4

Si una persona no intenta al menos ser todo terreno, se encuentra en un estado de poca libertad y su existencia es en vano.

Roto

No sólo estás roto por dentro, también lo estas por fuera.

Habla

Tanto audio que la gente no sólo esta olvidando cómo escribir sino también cómo leer.
(Este descargo no incluye escritura manual).

Todo se puso muy triste de repente

Todo se puso muy triste de repente.

Cadáver de televisión

Letras. Palabras. Espacios. Libros.
Aparecer. Fuego.
Arder.
Viajar. Flotar. Encontrar.
Diálogos. Oraciones.
Pleamar.
Atrás. Cuerpos. Aviones.
Cadenas. Aire. Agua. Sal.
Ciego. Voy. Hoy.
Sintiendo. Nada.
Vacío. Desierto. Silencios.
Infinito. Distancias. Distantes.
Pasajeros.
Tierra. Cielo. Sol. Sombras.
Quietud.

Me importas menos que la gente que me importa

Voy a dejar de hablar con desconocidos.

Todo cambia siempre

Simplemente eso.

Después

Después de ti, ya no queda nada por hacer. Sólo correr, para escaparle al amor.

De luces y sombras

Todo esta completamente quieto.
Un estatismo que coquetea con la tensión más que con la tranquilidad.
Las únicas que se mueven son las sombras.

Interludio

Repentinamente, el silencio arrastrado por el viento de la noche fue interrumpido por decenas de personas que comenzaron a deambular por la terminal.

Paisajes y postales

Cuando un paisaje tipo postal se divisa de lejos, no llega a provocarme ninguna emoción. Es una imagen lejana con la cual no puedo interactuar ni sentir la ansiedad de aproximación.

Espera en aeropuertos

Una chica alta y rubia abraza a un viejo con boina y bigote. Parece el padre.
Más adelante una madre sostiene a su pequeña hija en los brazos mientras habla con una empleada de la aerolínea.
Frente a esa escena, una pareja de más de 30, se abraza y se acaricia. Ella le acaricia la barba suavemente.
Un hombre pelado habla en alemán por teléfono y se pasea de un lado a otro por el pasillo.
Las tres filas de asientos hasta acá, están llenas de personas con rostros de aburrimiento, absortos con la vista perdida en la pantalla de sus teléfonos.
Una niña vestida de rosa camina sola por el pasillo y sus padres la persiguen.
Una señora lee un libre.
A lado mio una chica lee un libro.
A ésta última la conozco.

Hormigas

Nunca mejor dicho:
"Las dueñas del terreno"

Comienza con "los últimos días" Introducción con descripción personal de un día cualquiera: despertarse a la gira de siempre (tal vez ese día en particular estoy un poco retrasado), viaje en colectivo, descripción de pasajeros (el vagabundo con olor a pobreza), una madre me hace acordar que no soy padre, me hace acordar que fue consensuado con mi novia, lo que pensaba a los 13, la misantropía, etc. José Marti ida y vuelta. Partida y llegada. Olor a tilo. Luego de 20 años volvió a dar flores. Situaciones en subte. Surrealistas. Capituladas por días. Todos mezclados. Sé que no debería fumar a la mañana. El tabaco de cereza a la mañana sabe a muerte temprana, pero ya no me importa. De repente me pidieron permiso para descender del colectivo, entonces cerré el libro y me di cuenta que, absorto en la lectura, me había pasado de mi parada. Me baje en la próxima estación de subterráneo para combinar con otra línea hasta llegar al trabajo. La estación estaba desierta. Más anodina que lo habitual. Por altoparlante anuncian que "el servicio esta interrumpido". Llegaré más tarde de lo previsto. Ayer pensaba que era martes y hoy siento que es viernes. Definitivamente estoy perdido en el tiempo. Mi padre años antes de morir, preguntaba varias veces en el día qué día era. Tal vez me esta sucediendo algo similar. Siempre trato de escapar a la repetición de su modelo, pero posiblemente algunos aspectos se me escapan y ahí es cuando caigo en la repetición. Aparte la vista del libro y vi que ya no quedaba casi nadie en el colectivo. Solo cinco mujeres: una dormida y las restantes miraban por la ventana fijamente con ojos anodinos. El resto era silencio. El murmullo había cesado. Recordé lo aburrida que puede ser la realidad cuando se está inmerso en la rutina. Por lo tanto decidí sumergirme nuevamente en la lectura. Era una fresca noche de primavera. Un viaje lleno de tiempos sordos y muertos. Desenlace.

Los últimos días (extendidos)

Huesped

Gabriel esta decidido: para apalear un poco el stress de su rutina laboral se va a tomar unos días los junta con el fin de semana y planea irse a la costa. Necesita un poco de relax. Quiere irse a algún pueblito costero poco visitado para estar tranquilo, solo y en silencio todo el tiempo que pueda. Una especie de retiro espiritual para olvidar un rato los problemas diarios.
Encontró uno de su agrado para el lado del sur. Cerca de Bahía Blanca. Lógicamente al ser un pueblo austero no cuentan con una gran oferta hotelera. Mucho menos fuera de temporada. El lugar ideal para aislarse.
Buscando en internet encuentra a una chica llamada Gabriela que alquila habitaciones en su casa. Le parece buena idea quedarse ahí, aunque ya no estaría solo, de hecho Gabriela le comentó que ya hay una persona hospedada desde hace unos días. Serían tres.
Gabriel decide reservarle el otro cuarto para su "escapada".
Luego de una semana llegó el gran día. Se dirige a la terminal de ómnibus, tiene boleto hasta Bahía Blanca, desde allí debe combinar con otro micro que lo lleva al pueblo. Una vez en la terminal del pueblo la casa de Gabriela se encuentra a unas 10 cuadras hacia el lado del mar.
Durmió todo el viaje. Se desconectó al momento de sentarse en la butaca del micro.
El primer tramo del trayecto fue perfecto en horario, no tuvo ningún contratiempo, sin gente descompuesta ni averías en el vehículo. Incluso el aperitivo que le ofrecieron fue de su agrado.
Una vez en la terminal de Bahía Blanca con su mochila acuestas se dio cuenta que no había traído ninguna prenda realmente abrigada y el viento que soplaba no era muy fuerte, pero era bastante fresco. Se imaginó que en el pueblo al lado del mar sería mucho más frío. Igualmente esto no seria un problema. Los problemas estaban fuera del plan. Si fuese necesario compraría una campera en el pueblo y listo. Solucionado.
Llega el otro micro para emprender el segundo tramo.
_
Fin parte 1

Nuevo año

(Creo que) gracias al cansancio acumulado no pude disfrutar el comienzo de un nuevo calendario.
Estoy en estado de letargo o ansiedad. Sigo on/off.
Adrenalina sin serotonina.
Ni siquiera puedo meditar por que me duermo en el trayecto.
Encima el clima no ayuda a levantar.

Sobrino

Hoy vi a mi sobrino caminar sus primeros pasos estables. Lo vi tan contento que me contagio la alegría. Y me dio una felicidad verlo! Inesperada. Repentina. No fugaz.
Nunca me había pasado algo así.
La sensación de felicidad por ver a un bebé caminar.